Estás considerando un procedimiento estético? , Te decimos por dónde debes empezar

Una de las ventajas de la cirugía plástica es que es un proceso electivo. A diferencia de las emergencias quirúrgicas, tienes tiempo suficiente para prepararte.

1. Investiga si tu cirujano de verdad es Cirujano Plástico y está certificado por el consejo mexicano de Cirugía Plástica

¡De acuerdo! Has decidido que quieres mejorar. La mayoría de nosotros nos hacemos una idea acerca de la nueva imagen que buscamos. Pero algunas veces no tenemos ni idea de cómo llegar al objetivo. Incluso si has pasado horas investigando procedimientos por Internet, puede ser que cada vez estés más confundida. Existen cientos de pseudoprofesionales que no tienen especialidad en Cirugía Plástica y ofrecen resultados o productos milagrosos, malas noticias, son un fraude. La mejor manera de llegar a donde queremos estar es consultar a un Cirujano Plástico Certificado, Estos son los únicos especialistas en medicina expertos en belleza que deberán evaluar tu cuerpo, tu piel, tu estado físico y sugerir un plan de tratamiento personalizado.

Comienza tu búsqueda investigando si tu Cirujano se encuentra avalado por el Consejo Mexicano de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva, ellos son los encargados de examinar y mediante una serie de rigurosos requisitos otorgan la condición de miembro activo. Programa una consulta inicial para discutir los resultados deseados. Considera que vas a depositar tu confianza en este experto en los próximos meses a medida que te prepares y recuperes de tu procedimiento. Busca alguien con quien puedas comunicarte fácilmente, que reconozca tus preocupaciones, y que exponga una imagen clara de la preparación, protocolo y expectativas realistas de los resultados.

2. Investiga el procedimiento, los tiempos de recuperación y las posibles complicaciones.

Ahora que has elegido el plan a seguir con tu Cirujano Plástico, es importante educarse en el procedimiento, los tiempos de recuperación y las posibles complicaciones. Pregunta a tu médico cualquier pregunta adicional que se te presente. Ellos conocen la respuesta y están acostumbrados a ser interrogados.

3. Adopta hábitos saludables. No hay mejor tiempo para empezar como el presente!
Todos sabemos lo que “deberíamos” estar haciendo; comer más verduras, hacer ejercicio, beber más agua. Pero a veces nuestra rutina diaria nos distrae del autocuidado. Sin embargo, cuando ha decidido someterse a una cirugía, es el momento ideal para que la salud sea nuestra máxima prioridad. Algunos médicos recomiendan perder un poco de peso antes de algunos procedimientos. La razón es muy sencilla, los pacientes sanos se recuperan mejor.

4. Dejar de fumar.
Fumar perjudica la cicatrización y la recuperación, así como también favorece complicaciones postoperatorias. Después de invertir tiempo y dinero en una cirugía, una complicación es lo último que desean tu médico y tú. Si no estás segura de que es un objetivo alcanzable,por lo menos planifica dejar de fumar cuatro semanas antes del procedimiento y no reanudarlo hasta cuatro semanas después y quién sabe? Tal vez se convierta en una oportunidad excelente para dejar de fumar permanentemente.

Al igual que cualquier otra cirugía, esta marcará un momento importante en tu vida. La cirugía plástica estética es una decisión en la que tendrás resultados probablemente de por vida, asegúrate que sea con la persona correcta. Así que ya sabes, vamos a planificar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *